DETRÁS DE LA HISTORIA Publicado en la interCole Nº 89 de Noviembre 2014

El pato: Un deporte bien nuestro

El pato: Un deporte bien nuestro?

En nuestro país, el fútbol es el deporte que más se practica y que más pasiones despierta, de eso no hay dudas. Pero, aunque pueda resultar extraño, no es el fútbol –traído por los ingleses hace más de 100 años– el deporte nacional, sino el pato. Nació en la llanura pampeana a principios de 1600, 30 años después de la segunda fundación de Buenos Aires, según relata una crónica de la época. Se jugaba mucho en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Santiago del Estero y Corrientes. Al igual que el polo, el pato se juega a caballo. Pero como fueron los españoles los que trajeron a este animal en 1536, con la llegada de Don Pedro de Mendoza, los historiadores creen que los indígenas no conocían este pasatiempo. Y tampoco se sabía de él en España… ¡Todo indica, entonces, que fueron los criollos los creadores del juego!

 

Las reglas del juego

Con los siglos, las reglas de este juego cambiaron mucho. Pero la esencia es la misma: dos equipos se disputan el pato y gana el que hace llegar la pelota más veces al arco contrario. El que consigue quitarle el pato a un contrincante, es perseguido hasta que se lo quitan a él, y así sucesivamente. En su idea básica, es parecido al polo, y por qué no, también al fútbol, al menos en lo que hace a equipos, pelota, arcos, goles… En la época de la colonia, para ganar era suficiente con hacer llegar el pato al lado contrario una sola vez, porque las canchas eran larguísimas: ¡medían hasta 5 kilómetros! El juego era más parecido a una carrera que a un partido. Dos grupos de paisanos se reunían para elegir la cancha. Uno de ellos donaba para el partido un pato o gallina muerta, que estaba cosido adentro de un pedazo de cuero con manijas. ¡Esa era la pelota! Originalmente, no había un reglamento fijo para este deporte. Cada jugador imponía sus reglas… ¡y como valía todo, se armaban unos líos tremendos, porque todos querían tener la razón! Recién en 1937 se puso un poco de orden y se dieron a conocer las reglas oficiales.

 

Sólo para hombres fuertes

En sus inicios, el pato era un deporte practicado solamente por varones fuertes, preparados para una exigencia muy grande, pues en la disputa por el pato había mucho contacto físico, y los partidos eran muylargos y desgastantes, así que sufrían calambres en piernas y brazos. Como los jugadores atravesaban campos, ranchos y senderos a toda carrera rumbo al arco rival, las autoridades terminaron por prohibir el juego. El pato fue penado por primera vez en Santiago del Estero, en febrero de 1739. Pero se siguió jugando en algunos lugares hasta más o menos 1840. Casi un siglo después, en 1937, se organizó un partido de pato con las reglas actuales y todos los que lo presenciaron quedaron encantados con el deporte. Cuatro años más tarde, se creó la FederaciónArgentinade Pato (FAP), que difunde y promueve la práctica de nuestro deporte nacional. ¿Tenés ganas de jugar? 

You need to upgrade your Flash Player to version 10 or newer.