DETRÁS DE LA HISTORIA Publicado en la interCole Nº 76 de Julio 2013

José Gervasio Artigas: Protector de la libertad

José Gervasio Artigas: Protector de la libertad?

El 19 de junio de 1764, Uruguay aún no existía. ¿¿Cómo que no existía?? ¿¿No había tierra?? ¿¿Y el Río de la Plata?? Bueno, no existía el nombre “Uruguay” ni su bandera. ¿¿Y el mate?? Sí, existía desde la época precolombina… ¡Pero ya nos fuimos de tema!

Resulta que en esa fecha nació una persona muy importante para la formación del país vecino. Se llamó José Gervasio Artigas y pasó a la historia como el “Protector de los pueblos libres”. ¿Por qué habrá sido?

 

Una Banda distinta

Por aquella época, a principios de 1800, el actual territorio de Uruguay se llamaba “Banda Oriental” y estaba gobernado por los españoles.

El norte era “tierra de nadie” (¡qué miedo!) y el sur estaba poco poblado. De las ciudades que hoy existen, estaban Colonia, Maldonado y, por supuesto, Montevideo,que estaba rodeada de murallas para defenderse de los portugueses.

Allí nació José Gervasio Artigas, en el seno de una familia de militares muy respetados en la ciudad.

 

¡Con los charrúas!

De chico, Artigas trabajó en el campo y era muy hábil e inteligente. Cuando tenía 14 años, se internó en el campo y convivió con los charrúas hasta los 32 años. Era una persona culta (escribía y leía un montón), pero el contacto con los gauchos lo hizo más popular y conocedor de las necesidades de los más humildes.

A los 33 abandonó la vida rural y comenzó su carrera militar. Artigas se convirtió en soldado raso del Cuerpo de Blandengues de Montevideo, una milicia autorizada por el virrey español para proteger las fronteras.

Así fue como comenzó a participar de lasfundaciones de los pueblos en la Banda Oriental, de pequeñas batallas para controlar el avance portugués y, por eso, su popularidad fue creciendo.

 

Un líder sin corona

Cuando Buenos Aires decidió separarse de la corona española, Montevideo no se plegó. Pero las zonas rurales se levantaron contra la decisión, a favor de Buenos Aires.

Artigas, que anhelaba la independencia, abandonó el Cuerpo de Blandengues y ofreció sus servicios a los patriotas porteños. Y le asignaron una gran misión: ¡dirigir un ejército contra España en Montevideo!

El 18 de mayo de 1811, en la localidad de las Piedras, se enfrentaron el ejército de Artigas (formado por 1.000 hombres) y el de Montevideo (formado por 1.230 hombres) que defendía los intereses de la corona. En esa batalla, ¡cerca de 200 hombres se pasaron al ejército de Artigas! Y a pesar de la victoria, el caudillo pidió “clemencia para los vencidos”.

 

Mirá quién vino…

Los realistas quedaron sitiados en Montevideo y… ¿quién salió a defenderlos? ¿El chapulín colorado? ¡No! ¡Los portugueses! ¿Por qué? Querían aprovechar la situación de conflicto para adueñarse de la Banda Oriental. Así, los realistas de Montevideo y los revolucionarios de Buenos Aires hicieron las paces para combatir a los portugueses.

Al caudillo no le gustó el armisticio y comandó el exilio más grande la historia uruguaya: más de 16.000 personas lo siguieron durante 9 meses rumbo a Entre Ríos. Empezaba a confirmarse su gran liderazgo en la región.

Esa popularidad alcanzó su cumbre en 1815, cuando la Liga de los Pueblos Libres lo nombró “Protector de los pueblos libres”. Más tarde, fundó una escuela y una biblioteca pública en Montevideo, y difundió el uso de la vacuna.

 

El exilio a tierras guaraníes

Desde 1816 a 1820, los portugueses invadieron varias veces la Banda Oriental hasta conquistarla. Y esto le hizo perder poder en los demás territorios de la Liga: “¿Por qué vamos a obedecerlo si no puede mantener unida a su provincia?”, se preguntaban los otros caudillos de la Liga.

Por eso se fue a Paraguay.Allí vivió con las libertades restringidas y hasta tuvo que pedir limosnas durante 4 años. Atrás quedaron los días de gloria y murió lejos de su tierra querida. Pero sus ideales siguen presentes en el país hermano de Uruguay y en toda Sudamérica.

You need to upgrade your Flash Player to version 10 or newer.