DETRÁS DE LA HISTORIA Publicado en la interCole Nº 93 de Junio 2015

Unas verdaderas fieras

Unas verdaderas fieras?

 Los inmigrantes europeos que llegaban a la Argentina a mediados del siglo XIX buscaban nuevas oportunidades en un país que estaba en pleno crecimiento. Solos o en familia, trajeron consigo muchas costumbres del Viejo Continente.

 Una de ellas fue el rugby, un deporte que según la tradición nació en Inglaterra en 1823, cuando en el medio de un partidode fútbol William Webb Ellis tomó una pelota con la mano y corrió hacia el arco adversario.

 Como el deporte se hizo muy popular en la Argentina, en 1899 se fundó la River PlateRugbyChampionship, la antecesora de la Unión Argentinade Rugby (UAR). Once años más tarde, se formó la primera selección local, que se enfrentó a un combinado británico y perdió por 28 a 3.

 

 Comienzan a gatear

 En 1927 se organizó otra gira para los ingleses en la Argentina. Esta vez, en el partido contra la selección nacional se impusieron por 24 a 0. La superioridad técnica y táctica de los rivales era muy grande (¡se fueron sin recibir ningún try en contra!), pero los argentinos aprovecharon la experiencia para empezar a aplicar esos conocimientos en el rugby local.

 Cinco años más tarde llegó otra visita importante: los Junior Springboks, una nueva oportunidad para evaluar el nivel del rugby argentino, que seguía en su etapa de crecimiento. Los sudafricanos vencieron a la selección nacional en dos oportunidades, ambas por gran diferencia. Aún había mucho por aprender…

 Los años trajeron experiencia, y el conjunto argentino fue haciéndose cada vez más fuerte en la región. Solía ganar cómodamente sus partidos frente a equipos sudamericanos, pero aún debía demostrar sus cualidades en el ámbito mundial.

 

 A mostrar las garras

 La gran oportunidad llegó en 1964, cuando la Argentina recibió la visita del presidente de la Unión de Rugby de África del Sur, Danie Craven. Tras quedar gratamente sorprendido por el nivel del rugby argentino, Craven organizó una gira de la selección nacional por la tierra de los Springboks, uno de los equipos más poderosos del mundo.  

 La gira se concretó en 1965, y fue histórica por varios motivos. Los sudafricanos agasajaron al equipo durante su visita y los apodaron “Pumas” por el animal que estaba dibujado en la camiseta nacional (aunque en realidad era un yaguareté, ver recuadro). Pese a la confusión, había nacido el nombre con el que la selección argentina de rugby es conocida hoy en todo el mundo.

 Honrando su nuevo apodo, Los Pumas vencieron 11 a 6 a los Junior Springboks en el Ellis Park, y lograron la primera gran hazaña del rugby argentino. Algunos de los héroes de aquel partido fueron Marcelo Pascual (su “palomita” para concretar el primer try quedó para siempre en el recuerdo), Eduardo España, Aitor Otaño y Héctor “Pochola” Silva, entre otros.

 

Pumas feroces

 La historia iniciada por los primeros Pumas continuó escribiéndose con otros momentos inolvidables, como aquellos partidos frente a Francia y Nueva Zelanda en 1985. El primero fue victoria, y el segundo, empate en 21 frente a los mejores del mundo, gracias a la magia de Hugo Porta, el histórico apertura argentino.

 Más cercano en el tiempo está el recordado Mundial de Francia 2007, en el que paralizaron a todo un país con su descollante actuación. Lograron el tercer puesto, venciendo al local en dos oportunidades.

 Este año, los argentinos festejaremos la conquista de un único objetivo: que la mística del rugby argentino siga reflejada en cada partido, más allá de los resultados. ¡Vamos Pumas!  

You need to upgrade your Flash Player to version 10 or newer.

Mataburros

Apertura: Es el jugador encargado de organizar y distribuir el juego, junto con el medio scrum.

Ellis Park: Tradicional estadio sudafricano ubicado en Johannesburgo. Albergó la final de la Copa del Mundo de Rugby de 1995.

Hugo Porta: Uno de los mejores jugadores de la historia del rugby argentino. Ostenta el récord de haber conseguido siete penales y una conversión en un solo partido.

Junior Springboks: El seleccionado “B” de Sudáfrica también estaba integrado por jugadores de gran nivel.

Mística: Los Pumas han logrado formar un equipo muy unido y con una fortaleza espiritual que los ayuda a superar dificultades.

Viejo Continente: Luego del descubrimiento de América (el Nuevo Continente), comenzó a llamarse así a Europa.

Yaguareté: Ver recuadro y Secretos del Reino Animal.