DETRÁS DE LA HISTORIA Publicado en la interCole Nº 93 de Junio 2015

Voto femenino

Voto femenino?

     Hay muchas maneras de hacer el bien en la comunidad: estudiando en el cole, cruzando la calle por donde corresponde o tirando los papeles en un tacho de basura. Cuando seas más grande, vas a encontrar más oportunidades de actuar responsablemente, y una de esas será elegir a los gobernantes cada vez que la patria lo pida.

     ¿Por qué hay que valorar este derecho? El 10 de febrero de 1912, durante la presidencia de Roque Sáenz Peña, Argentina dio un paso enorme para consolidar la democracia. Ese día se sancionó la conocida Ley Sáenz Peña, que establecía el voto universal, secreto y obligatorio, pero sólo para los varones adultos. ¡Las mujeres eran excluidas de ese privilegio!

 

¡Primero, los caballeros!

Para comprender la historia hay que entender los momentos. Así como hoy es cada vez más usual ver a una médica, a una conductora de taxi, a una mujer árbitro o a una presidente dando un discurso, a principios del siglo XX eso era casi imposible. La gran mayoría de las mujeres no podían desarrollar una profesión o estudiar una carrera universitaria, y se limitaban a educar a sus hijos y a desarrollar las tareas del hogar.

Para que la mujer pudiera votar, existió primero un grupo de heroínas que no se contentaron con cumplir las tareas domésticas y dedicaron su vida a cambiar el rol de la mujer en la sociedad. Ellas se preguntaban: “Si somos amorosas con nuestros hijos, ¿por qué no vamos a serlo en la vida cívica?”.

 

Las heroínas

En 1889, Cecilia Grierson se consagró como la primera médica argentina, y luego peleó para ejercer la profesión, porque para la gran mayoría de los médicos las mujeres podían ser buenas parteras y enfermeras, pero nunca buenas médicas.

Posteriormente,Alicia Moreau de Justo, Elvira Rawson de Dellepiane y Julieta Lanteri (también médicas) lucharon por hacer valer los derechos de la mujer organizando congresos internacionales, presentando proyectos legislativos para autorizar el voto femenino en todo el país, publicando sus opiniones en folletos y fundando centros feministas.

En 1920, junto con la Asociación Pro-sufragioFemenino, realizaron el primer simulacro de votación y llevaron como candidata a diputada a Julieta Lanteri, bajo el siguiente lema: “En el parlamento una banca me espera, llevadme a ella”. Ironías de la época, porque las mujeres no podían votar… ¡pero sí podían ser candidatas!

 

Derecho a la urna

Poco a poco la sociedad iba entendiendo que las mujeres debían gozar de los mismos derechos que los hombres. Por eso, en la década del 20, las provincias de Santa Fe y de San Juan permitieron votar a las damas; y en 1934, Emar Acosta, abogada sanjuanina, resultó la primera mujer diputada de esa provincia.

Sin embargo, faltaba consolidar esos avances en todo el país. En la presidencia de Juan Domingo Perón, en 1947, hubo una mujer que jugó un papel clave: su esposa, Eva Duarte de Perón, más conocida como “Evita”.

Ella comenzó a hacer campaña por el sufragio femenino a través de la radio y consiguió que todas las mujeres, mayores de edad, votaran en 1951. Un año histórico en el que ellas cocinaron, a fuego lento, un instrumento para hacerse oír.

You need to upgrade your Flash Player to version 10 or newer.

Mataburros

¡MATABURROS!

Congreso: Reunión de varias personas para tratar algún tema.

Democracia: Forma de gobierno en el que el pueblo elige a sus representantes.

Derecho cívico: Derechos que uno tiene al vivir en sociedad.

Parlamento: Lugar donde se reúnen los senadores y los diputados.

Presidente de mesa: Verifica que la persona que vaya a votar esté habilitada para hacerlo.

Simulacro: Imitación de algún suceso real con un objetivo determinado.

Sufragio: Voto.