PARA HACER EN CASA Publicado en la interCole Nº 43 de Octubre 2009

¡Cuidado! Animales sueltos

¡Cuidado! Animales sueltos?

ELEMENTOS

- Platos de cartón
- Lápiz negro
- Tijera
- Témperas de colores
- Cartulina blanca
- Pegamento
- Pincel
- Elástico
- Abrochadora

PASO 1
Conseguí un plato de cartón (puede ser que haya sobrado de algún cumpleaños) y recortalo siguiendo la forma que ves en la imagen. ¡Ya tenés la base para una buena máscara!

PASO 2
Ya está lista la estructura principal de la máscara, pero si la dejás así… ¡no vas a poder ver nada! Con un lápiz, dibujá los ojos sobre el plato y luego recortalos. Para este paso, en vez de una tijera, podés usar una trincheta, pero en ese caso pediles ayuda a tus papás o a tu maestra.

PASO 3
Llegó el momento de personalizar tu máscara, de acuerdo con el animal que hayas elegido. En el caso de la vaca, pintá todo el plato de blanco y dibujale las típicas manchitas negras. ¡Así se parece a una de verdad!

PASO 4
Ahora tenés una máscara con la que vas a poder ver todo, pero… ¿no le falta algo importante? ¡Claro! Para que tu vaquita pueda escuchar bien los sonidos del campo, agregale las orejas. Sobre un pedazo de cartulina, dibujalas y luego recortalas como muestra la imagen.

PASO 5
Pintá las orejas de blanco y también haceles algunas manchitas negras, para que sean igualitas a las de este animal tan generoso. Una vez que estén secas, pegalas a cada lado de la parte superior de la máscara. ¡Ya estás casi listo para transformarte!

PASO 6
Ahora, para jugar tooodo el día sin parar, necesitás sujetarla a tu cabeza. Para eso, cortá un elástico de unos 10 a 15 centímetros y, con una abrochadora, unilo a los costados de la máscara. Ahora sí, para ser una vaca de verdad… ¡sólo te falta mugir!

You need to upgrade your Flash Player to version 10 or newer.