PEQUEÑAS BIOGRAFÍAS Publicado en la interCole Nº 41 de Agosto 2009

Miguel Ángel Buonarotti: El más creativo. El más extraordinario.

Miguel Ángel Buonarotti: El más creativo. El más extraordinario.?

Hijo de Lodovico y Francesca, Miguel Angel Buonarotti nació en Caprese, Italia, el 6 de marzo de 1475 . Eso fue hace tanto, pero tanto, que cuando Colón llegó a América él ya tenía 17 años... Y eso fue hace mucho, ¿no? Desde chiquito ya quería ser pintor, pero su padre no estaba muy contento con esa idea: quería que su hijo se dedicara a los negocios. A los 7 años murió su madre, y después de ello empezó a convencer a su padre hasta que Lodovico aceptó, con lo cual “Michelangelo” comenzó a estudiar y a desplegar su innata capacidad como dibujante. Unos años más tarde aprendió también a esculpir y ya a los 20 realizó en la ciudad de Florencia unas esculturas que asombraron a conocidos y desconocidos. Su virtuosismo era comentado más allá de la ciudad y a los 24 años lo convocaron de Roma para realizar una de sus obras más importantes: La Piedad. Si bien muchas de sus obras hacen emocionar a cualquiera que las contemple con serenidad, ésta es quizás la más conmovedora.

 

Nace David

De regreso a la ciudad de Florencia realizó el David, y este niño con la "gomera" en la mano es quizás la más impresionante de sus esculturas: ¡mide cuatro metros de altura! El que la vio en persona asegura que es imposible de olvidar. Fue luego el Papa Julio II quien le encargó su obra maestra como pintor: nada menos que pintar el techo de la Capilla Sixtina, tarea a la que le dedicó cuatro años y quinientos años después sigue provocando la admiración de quienes pasan por allí y no pueden dejar de mirar hacia arriba.

Sus obras son muchísimas. Sería imposible contarte acerca de todas ellas en estas pocas páginas, pero te podemos garantizar que buscando en cualquier libro, enciclopedia o en Internet un poco más, te vas a maravillar. Imaginate simplemente cuántas habrán sido sus pinceladas y sus trabajos que después de algún tiempo el Papa Paulo III lo condecoró como "pintor, escultor y arquitecto del Vaticano".

Cuando cumplió los 65 años, y habiendo dejado un legado artístico impresionante, este gran artista comenzó a dedicarse solamente a la arquitectura, y dirigió personalmente, a pesar de su edad (en esa época los 65 años se sentían mucho más que ahora), las obras de la Basílica de San Pedro. El fantástico Miguel Angel, el Michelangelo de la ciudad de los Papas, murió en Roma cuando tenía 89 años, el 18 de febrero de 1564.

Pero todavía hoy se lo puede conocer y disfrutar a través de sus obras.

You need to upgrade your Flash Player to version 10 or newer.