POR EL CAMPO Publicado en la interCole Nº 86 de Agosto 2014

Cultivos con historia

Cultivos con historia?

 En épocas pasadas, la tierra no se preparaba para la siembra con máquinas, sino con la ayuda de animales. ¡No existían tractores, pulverizadoras, sembradoras ni cosechadoras, todos esos aparatos grandotes que ves en el campo!Los cultivos se cosechaban y se desgranaban a mano.

 Los adelantos tecnológicos permitieron mejorar un montón nuestra agricultura, y nos dieron la posibilidad de producir más y mejores alimentos cuidando los recursos naturales.

 

Viva la tecnología

 A principios del siglo pasado, a nuestro país venían muchos inmigrantes desde Europa. Ellos trajeron las semillas que empezaron a utilizarse en el campo argentino. A partir de 1920, se comenzó a trabajar para que esas semillas fuesen más fuertes. Se seleccionaron las que mejor rendían a la hora de cultivar: aquellas que menos se enfermaban y las que más rendían. Ya sabemos que si un cultivo contrae plaga, se desperdicia y hasta puede contagiar a los demás cultivos.

 Más adelante, los avances de la ciencia favorecieron el proceso de selección de las semillas. Antes, para obtener una variedad se demoraba alrededor de 14 años, ¡y ahora el proceso se redujo a la mitad!

 A estos adelantos, hace unos 30 años se incorporó otra herramienta muy útil para mejorar las semillas: la biotecnología moderna. Gracias a esto, los expertos hacen que los cultivos sean resistentes a las plagas y sean más fáciles de manejar, por lo cual producen más cantidad de granos y de mejor calidad.

 Para lograr cosechas de calidad hay que realizar un manejo cuidadoso del suelo y el agua. Antes, para preparar los campos para la siembra, los agricultores daban vuelta la tierra con herramientas como azadas o arados y luego una persona iba por el campo tirando semillas con su mano, ¡al voleo!

 Desde hace más de 50 años, la agricultura argentina realiza el mantenimiento del cultivo y la cosecha con tractores y maquinarias muy especializadas. Estos avances permiten producir mejor cuidando el agua del suelo y evitando la erosión (pérdida de suelo cultivable) a causa del viento o la lluvia. Gracias a esto, nuestro país está entre los principales exportadores de alimentos en el mundo.

 

Cultivos protegidos

 Cuando el ser humano comenzó a cultivar sus propios alimentos, se encontró con que las distintas adversidades que afectaban sus cultivos generaban pérdidas de hasta el 80% de la producción. Por ende, el hombre se dio cuenta de que si combatía las malezas, las plagas y las enfermedades, la cantidad de alimento que obtendría iba a ser cada vez mayor.

 Así fue que el desmalezado se comenzó a hacer a mano, sacando las malezas una por una, o con una herramienta llamada “azada”, proceso que se conoce en el campo como “desyuyado” o “desmalezado”.

 En cuanto a las plagas y enfermedades, los agricultores de esa época se dieron cuenta de que no era posible hacer demasiado a mano. Así fue que observaron que los insectos no se acercaban a ciertas plantas que naturalmente tenían repelentes de insectos, por lo que los primeros productos fitosanitarios eran una especie de caldos que se hacían con estas plantas, mezclados con algunos minerales, destinados a combatir los insectos y las enfermedades.

  Estos productos eran muy poco efectivos, pero el gauchito Tecno entendió que había otras formas de combatir las adversidades y comenzó a desarrollar y probar distintos ingredientes y productos para evaluar cuáles eran más eficientes.

 Con el paso de los años se han encontrado sustancias cada vez más eficientes para combatir las malezas, insectos y enfermedades y cada vez menos tóxicas. Si los productos se utilizan bien, son muy seguros y muy eficientes. De esta manera, se facilita el trabajo del gauchito Tecno, quien logra producir más alimento en el mismo territorio y en menor cantidad de tiempo. ¡Ganamos todos!

 Con la población en aumento, en 2025 una hectárea deberá alimentar a 5 personas. Como en el planeta queda solamente un 5% de tierra cultivable, sólo con ciencia y tecnología podremos responder a estas demandas.

You need to upgrade your Flash Player to version 10 or newer.