POR EL CAMPO Publicado en la interCole Nº 87 de Septiembre 2014

Una buena defensa

Una buena defensa?

 Las plantas no pueden salir corriendo ni esconderse si los insectos vienen a atacarlas. Tampoco pueden abrigarse o vacunarse para evitar los microbios (virus, bacterias y hongos).  Sin embargo, algunas plantas tienen sus trucos y se defienden bastante bien de las plagas y las enfermedades, produciendo sustancias “repelentes” para los insectos o tóxicas para los microbios. Por ejemplo, el lemon grass (o hierba limón) se defiende de los insectos con lacitronela, que también se usa como repelente de mosquitos, mientras que la planta de café lo hace con la cafeína.

 Sin embargo, muchas veces los compuestos que producen las plantas para defenderse no les alcanzan para hacer frente a todas las plagas y enfermedades presentes en el campo. Por eso, con ayuda de la ciencia se encontraron algunas maneras de aumentar las defensas de las plantas.

 Desde hace muchos años, los fitomejoradores hacen muchos cruzamientos y seleccionan las plantas más “fuertes” (las que menos se enferman o las que más resisten al ataque de los insectos). Cuando no pueden lograrlo de esta manera, el gauchito Tecno puede introducir esas defensas en las plantas usando la biotecnología moderna. Así, introdujo en los cultivos proteínas de una bacteria del suelo llamada Bacillus thuringiensis, que son tóxicas para las larvas pero no producen ningún efecto sobre la salud humana.

 Gracias a la biotecnología, esa proteína ahora puede producirse en las plantas de maíz, soja y algodón ¡y los gusanos no pueden comérselas!

 

Cuidando los cultivos

 Aunque las semillas son cada vez mejores y brindan cultivos cada vez más fuertes, debemos usar productos fitosanitarios para protegerlos completamente de las enfermedades, insectos y malezas. Sin la ayuda de estos productos (fungicidas, herbicidas, insecticidas), produciríamos cada vez menos frutas, hortalizas, legumbres y cereales, porque las plagas y enfermedades que los atacan hacen que las plantas produzcan menos frutos y de menor calidad (¡a nadie le gusta encontrar gusanitos en la ensalada!).

 Además, hay que tener mucho cuidado, ya que los frutos y granos enfermos nos pueden hacer mal a la salud, porque algunos de los microbios que los enferman producen toxinas.

 

Los culpables

 Las plantas se enferman cuando son infectadas por microbios malos, como los virus, las bacterias y los hongos. Estos microbios ingresan a las células, lo que puede causar la muerte de la planta o de alguna de sus partes. Por ejemplo, si se infectan las raíces, estas pueden pudrirse o dejar de crecer y por lo tanto la planta no absorbe agua y nutrientes del suelo.

 Además de estos microbios, los cultivos deben defenderse de las plagas, principalmente de los insectos y de sus larvas, que se alimentan de las diferentes partes de la planta, debilitándola o directamente acabando con ella.

 Y no nos olvidemos de las malezas, que aunque no atacan a los cultivos directamente, absorben luz, agua y nutrientes, y de esta manera son una competencia para los cultivos.  

You need to upgrade your Flash Player to version 10 or newer.