RECUERDOS DE MAMÁ Y PAPÁ Publicado en la interCole Nº 51 de Septiembre 2010

La chiquita preguntona

La chiquita preguntona?

Estás en el año 1964. Los Beatles hacen furor en el mundo, la “onda” hippie pone los pelos de punta a tus abuelos y muy pocas familias tienen televisores en sus hogares.


Es un 29 de septiembre y tu papá camina por la calle con tu abuelo. Frente al puesto de diarios, mientras el canillita y tu abuelo charlan, tu papá agarra una revista al azar y comienza a hojearla. Se llama Primera Plana y es un poco aburrida para los chicos por su contenido político. Pero tu abuelo se sorprende al ver a su hijo sonriendo. ¿De qué se ríe un chico que lee una revista para grandes? Ese día se publicaba allí la primera tira de Mafalda…



El mundo cuestionado
Mafalda es una chica muy aplicada en la escuela. Hace la tarea acompañada por su globo terráqueo y hasta lo cuida cuando lo ve enfermo. Ella es muy especial, lee el diario y vive haciendo preguntas difíciles de contestar: “Buen día, papá. ¿Ya sabés si se suprimieron las armas nucleares?”.

Siempre juega con sus amigos a los cowboys o al fútbol; ama a los Beatles, al Pájaro Loco; y detesta la sopa sin disimulo: “Mamá, ¿puedo decirte que esta sopa es un brebaje espantoso?”. Aunque cambia de opinión cuando hay panqueques de postre.

La pequeña tiene un hermanito llamado Guille, con quien comparte una todtuga llamada Burocracia. Guille siempre llena las paredes de garabatos y justifica su arte frente a su mamá: “¿No ez increíble todo lo que puede tened adentro un lápiz?”. A pesar de su corta edad, es un enamorado de Brigitte Bardot y del “chupete on the rocks”.



¡Qué quinteto!

A medida que la historieta conquistaba los corazones de chicos y grandes, su autor -Quino- fue incorporando nuevos personajes.
Felipe, fanático de las historietas del Llanero Solitario, es un soñador incansable, y esa virtud le juega en contra para memorizar la lección escolar. Como es un poco vago para las tareas, es común que reflexione así: “Hasta mis debilidades son más fuertes que yo”.
Susanita es muy chismosa y peleadora. ¡Cuántas veces Mafalda le revoleó una muñeca en la cabeza! Sueña siempre con ser mamá y poder tener muchos hijitos.

Manolito trabaja en el almacén de su papá: lleva los pedidos, atiende el negocio y sueña con tener su cadena de supermercados (Manolo´s), para ganar mucha plata como Rockefeller.

Miguelito es un poco egoísta; y tiene una imaginación tal que sus razonamientos dejan al lector con la boca abierta: “No sé cómo haría la gente para irse si no tuviera espalda”.


Para completar la lista de amigos, Libertad. Ella es tan culta como Mafalda; vive con su mamá, una traductora de francés, en un departamento muy pequeño; tiene mal carácter; y se enoja mucho cuando la molestan con su baja altura.



La última pregunta

“¿Por qué?” es la pregunta que quizás Mafalda le hubiera querido hacer a Quino en 1973. Ese año decidió no dibujar más tiras de la historieta, salvo en contadas ocasiones para campañas de bien público. De todas formas, la obra se ha reeditado muchas veces y aún abunda en librerías y en puestos de diarios. 

Todavía queda mucho sin contar sobre las andanzas de Mafalda y compañía. Por eso, pediles a tus papás y a tus abuelos que te lleven a pasear por el fabuloso mundo de esta chiquita llena de preguntas.

You need to upgrade your Flash Player to version 10 or newer.