RECUERDOS DE MAMÁ Y PAPÁ Publicado en la interCole Nº 40 de Julio 2009

¡Siguen rodando!

¡Siguen rodando!?

Con ellas jugaban tus papás, abuelos y bisabuelos, y si mirás un poco más atrás, ¡hasta los griegos y los persas! Son pequeñas esferas de vidrio, con varios tamaños y modelos, que muchos papás guardan como un tesoro invaluable.
Los chicos de todas las épocas se pasaban horas y horas demostrando su habilidad con este preciado juguete. Aunque no todas tenían el mismo valor, porque era común que cada jugador tuviera una puntera para competir. ¿Todavía no tenés una? Entonces pedile a tu papá que te aconseje. Mientras tanto, te invitamos a conocer cómo era unos años atrás este pasatiempo siempre vigente.


En la variedad está el gusto

Las bolitas siempre cautivaron por sus coloridos diseños. La más llamativa, tiempo atrás, era la lechera. Llamada así por su predominante color blanco, estaba hecha con el mismo vidrio que se utiliza para fabricar botellas. Si querés conocerla, vas a tener que buscar algún coleccionista, porque lamentablemente ya no se fabrica más. ¿Cuál es la más famosa? Todavía hoy se usa la japonesa, también conocida como nortechina u ojo de gato, porque es transparente y adentro tiene pétalos de diferentes colores.
Pero las bolitas no sólo se distinguen por su diseño, también varían en tamaño: las más grandes, o bolones, tienen un peso superior que ayuda a golpear más fácilmente la bolita contraria, por eso fueron siempre las más codiciadas. Y así como hay bolones, existe la pinina, que tiene apenas 12 milímetros de diámetro. ¿Será para que jueguen los piojos?


¡A jugar con las bolitas!

¡Riiiing! ¡Hora del recreo! Los chicos salían corriendo con las bolitas en la mano, preparados para desafiar a todos sus amigos. Pero antes de empezar, no faltaba quien preguntara: ¿Con qué regla jugamos? Las formas de jugar eran muchísimas, y por eso era tan divertido. Para que desafíes a tu papá, te contamos algunas reglas que usaba él cuando era chico…

• Hoyo y Quema: se dibuja un círculo de 50 centímetros de diámetro y dentro de él se colocan las bolitas. Los jugadores, bolita en mano, tienen que tirar hacia el centro, desde una distancia que fijen antes de empezar, para quedarse con las bolitas que logren sacar del círculo. ¡Ojo! Un metro más atrás del círculo deberá trazarse una línea, y si las bolitas que salen pasan esa línea, volverán adentro. El juego termina cuando todas las bolitas son sacadas del círculo.
 El Opi: se hace un agujero en el suelo, el Opi, y se tira por turnos para intentar embocar en él; también se puede optar por alejar a los oponentes tirando contra ellos. El jugador que más se acerque al Opi en el primer tiro será el próximo en jugar, y el primero en “hacer Opise gana las bolitas en juego.
 El Paredón: es un poco más simple, pero igual de divertido. Se trata de arrimar, desde cierta distancia, las bolitas a una pared, sin tocarla. El jugador que más se acerque se lleva las bolitas de los rivales. ¡Igual al que jugás con las figuritas! 
Con el tiempo, las bolitas apenas cambiaron unas pocas reglas y aunque para algunos chicos ahora se llamen canicas, la esencia de su juego es la misma desde hace muchos años: todas las generaciones están unidas por este pasatiempo que no necesita ni cables ni electricidad, sino una simple esfera de vidrio, una pequeña dosis de habilidad y muchas ganas de divertirse.




El semillero de bolitas
En la ciudad de San Jorge, Santa Fe, se ubica la única fábrica de bolitas del país. ¿Sabés cuántas pueden llegar a fabricar por día? ¡Nada menos que 400.000! La fábrica que las produce se llama Tinka y funciona desde 1953. Su dueño, Víctor Chiarlo, lleva siempre bolitas en los bolsillos para repartir en colegios. ¡Estate atento! A lo mejor, algún día pasa por el tuyo… 

¡MATABURROS!
Diámetro:
Línea recta que pasa por el centro y une dos puntos de una circunferencia.
Persas: Habitantes del Imperio Persa, antiguo país de Medio Oriente situado sobre el actual territorio de Irán.
Puntera: La bolita favorita de cada jugador y la que usa para competir.
Vigente: Que se mantiene con el tiempo.

You need to upgrade your Flash Player to version 10 or newer.