RECUERDOS DE MAMÁ Y PAPÁ Publicado en la interCole Nº 39 de Junio 2009

Visto y leído: Revistas e Historietas (III)

Visto y leído: Revistas e Historietas (III)?

Una de pistoleros

Decir que tiene un gran sombrero blanco de “vaquero” no sorprende a nadie porque, sencillamente, ¡él es un cowboy! Se llama Lucky Luke y es un justiciero del Lejano Oeste, que combate el crimen con la ayuda de su compañero Jolly Jumper, “el caballo más listo del mundo”.
Con mucha frecuencia, entre ambos deben ingeniárselas para llevar a prisión a los hermanos Dalton: Joe, William, Jack y Averell, unos malvados bastantes torpes. Pese a estar en una cárcel -custodiada por Ran Tan Plan, “el perro más tonto del Oeste”- los Dalton  casi siempre escapan cavando un túnel… ¡para cada uno!
En algunos episodios, Lucky debe vérselas con personajes que existieron de verdad (como Billy the Kid o la banda del temible Jesse James) y participa en auténticas hazañas históricas de los Estados Unidos (como la primera transmisión por telégrafo).
Las divertidas aventuras de este vaquero, que, con más de 60 años, aún dispara “más rápido que su propia sombra”, nacieron en 1946 gracias al dibujante belga Maurice de Bévère (conocido como Morris), que contó con guionistas de la talla de René Goscinny

¡Plop!

Esta simple onomatopeya bastará para que tus papás sepan de quién hablamos. Por las dudas, aquí van algunas pistas: oriundo de Chile, vive en la ciudad ficticia de Pelotillehue. Tiene amigos con nombres muy curiosos (Garganta de Lata, el “cumpa” don Chuma, Ungenio, Huevoduro), un sobrino idéntico a él (Coné), una simpática novia (Yayita), unos suegros cascarrabias (don Cuasimodo y doña Tremebunda) y, por supuesto, un archirrival (Pepe Cortisona).
¿Ya descubrieron quién es? ¡Por supuesto! Hablamos de Condorito, y ese nombre vale tanto para el personaje (creado por René Ríos) como para la tira que publicó la revista Okey desde 1949 en adelante.
Pícaro, ingenioso y muy bromista, este hombre-cóndor tiene muchas facetas (de futbolista a marinero, pasando por policía, preso ¡y hasta vampiro!) y pasa por diversas situaciones con sus amigos. Y, cuando las cosas no le salen bien, cae desmayado al compás del ¡Plop! o se resigna diciendo: “¡Exijo una explicación!”

¡Por Tutatis!

“Estamos en el año 50 antes de Jesucristo. Toda la Galia está ocupada por los romanos… ¿Toda? ¡No! Una aldea poblada por irreductibles galos resiste todavía y siempre al invasor.” Así se presenta cada ejemplar de la revista Astérix el Galo, la historieta que crearon los franceses René Goscinny y Albert Uderzo en 1959.
Esta tira es una de las más leídas, exitosas y queridas de la historia. Fue editada en numerosos idiomas y hasta se ha adaptado para el cine.
Astérix, su amigo Obélix y muchos otros pintorescos personajes, resisten la ocupación del ejército de Julio César gracias a dos poderosas armas secretas: una poción mágica (preparada por el druida Panoramix) que les da una fuerza sobrehumana; y su inquebrantable amistad.
A pesar de su fuerte carácter, que a veces deriva en grescas en la aldea (generalmente a causa de los pescados de Ordenalfabetix, cuya calidad siempre está en duda), los personajes son muy unidos, y eso es lo que irrita a Julio César, que siempre intenta dividirlos para poder derrotarlos.
En sus aventuras, los galos tropiezan con personajes históricos muy interesantes (como Cleopatra) y unos desafortunados piratas, que siempre terminan con su barco destruido.
Astérix y sus amigos no temen al invasor romano, pero sí al principal de sus dioses: Tutatis. Así, es frecuente oírles exclamar “¡Por Tutatis!”, sobre todo ante una insólita situación que siempre les genera pánico: ¡que el cielo se caiga sobre sus cabezas! Por suerte, eso nunca ocurre, ya que los buenos galos defienden su aldea ayudados por la fuerza de Obélix y la astucia de Astérix.
Así, todos juntos terminan disfrutando un banquete de jabalí asado, donde abundan las carcajadas y celebran su amistad.


Para los nonos: Lorenzo y Pepita

Si te decimos “Parachoques”, seguramente lo relacionás con los autos. Sin embargo, para los más grandes, esta palabra es el apellido de unos personajes muy queridos.
Lorenzo Parachoques es un rico heredero que renuncia a su fortuna para casarse con Pepita, el gran amor de su vida. Desde entonces, vive en los suburbios con su mujer y sus hijos, y disfruta de su comida preferida: los sándwiches.
El amor parece no tener fin en la familia Parachoques, ya que en septiembre de este año cumplirá su aniversario número 79. Cuando Murat Chic Young los creó, seguramente ni se imaginaba que vivirían tanto. Y mucho menos que su hijo, Dean Young, iba a seguir escribiendo sobre Lorenzo y Pepita.

 

¡MATABURROS!

Druida: Entre los galos, era el más anciano de la aldea, y, por eso, el más sabio.
Lejano Oeste: Estados Unidos nació, originalmente, en su costa Este. El Oeste quedaba muy lejos y su conquista, que duró unos 80 años, fue cuna de miles de leyendas y aventuras.
Onomatopeya: Reproducción gráfica de un sonido. En este caso, se utiliza para representar el ruido de una caída.

You need to upgrade your Flash Player to version 10 or newer.