SECRETOS DEL REINO ANIMAL Publicado en la interCole Nº 79 de Octubre 2013

Animales de nuestros campos

Animales de nuestros campos?

Hornero: el ave de la patria

Es un ave simpática, no le teme al hombre. Anda en pareja y vuela alrededor de su nido en búsqueda de alimento y de materiales para construir su casa. Es de color pardo, cuello rojizo, pecho pardo claro, vientre blancuzco, cola rojiza y larga, y alas cortas y redondeadas. El pico es más largo que su cabeza. Mide entre 17 y 22 centímetros de largo y pesa aproximadamente 75 gramos.
Su alimentación se basa en insectos y arácnidos. Tiene movimientos nerviosos y ligeros, y despliega un andar muy elegante. Se lo ve caminar por el suelo a los saltitos.


¿Cómo construye su nido?

Macho y hembra comparten sus responsabilidades construyendo un nido voluminoso en forma de horno, con una abertura lateral. Las paredes están formadas de barro, mezclado con pajitas, ramas y raíces. Son tan sólidos que pueden durar varios años. Trabajan sin descanso de 6 a 8 días hasta terminar su obra, y 4 días más en época de sequía. Amasan la preparación con su pico, luego construyen la base y deciden la orientación del nido.
Es usado por única vez. El adulto edifica un nuevo nido cerca del anterior para la futura cría, que en su adultez formará su propia pareja con la que construirá su nuevo nido.

Texto realizado por los alumnos de la Escuela Nº 884 (Colonia Argentina, Santiago del Estero)


Peludo: el rey de las cuevas

El peludo (Chaetophractus villosus) es un armadillo que pertenece a la familia de las Dasypodidae. Es endémico de Argentina, Bolivia, Chile y Paraguay.
Es un animal acorazado. Su armadura está constituida por un mosaico de pequeñas placas óseas que sirven de protección contra sus depredadores, protegiendo incluso su cola.
Las placas forman un escudo de una sola pieza sobre los hombros y otro sobre los cuartos traseros. La parte media del cuerpo tiene unas placas que forman bandas transversales articuladas entre sí, que se unen por una piel blanda; así se pueden enrollar formando una bola bien acorazada y cubrir la parte del cuerpo desprotegida: el abdomen.
El peludo es de cuerpo robusto y patas cortas y musculosas, las que le permiten desplazarse rápidamente. Tiene extremidades con garras semejantes a uñas y las usa para conseguir su alimento o para excavar madrigueras. Es de hábitos nocturnos; se alimenta de insectos, gusanos, pequeños vertebrados y carroña.
Vive en zonas sombrías y densas. Cava madrigueras de hasta 35 centímetros de diámetro y entre 7 y 8 metros de largo, sin compartirla con congéneres del sexo opuesto. Las hembras paren cuatro crías del mismo sexo y perfectamente idénticas, porque proceden de un único cigoto que se ha fecundado.


Cuidado con los pies

Las cuevas que cavan constituyen un peligro para los pies de los caminantes, como así también para los vehículos y las herramientas que pasan sobre ellas.
Los lugareños, para atraparlos, tiran agua en las cuevas obligándolos a salir y de esa forma apresarlos.

Texto realizado por los alumnos de la Escuela 750.452 “Gabriela Mistral” (Ordóñez, Córdoba)


Carpincho: el mayor de los roedores

Te presentamos a un animal que vive en el agua, pero sale a caminar sobre tierra firme, toma sol y come pastitos tiernos.
Este roedor anfibio de Sudamérica vive en arroyos, ríos, pantanos, lagunas… y también en el campo.
Es semejante a un cuis gigante, con un peso de hasta 50 kilogramos. Se alimenta de pastos, camalotes, gramíneas ribereñas y suele cortar con sus dientes la corteza de los árboles. Las crías comen raíces, y en el campo hasta les dan pan y leche de vaca.


¡Qué cerdo!

El carpincho tiene dos dientes parecidos a los de las nutrias, los cuises, las ratas y los conejos.
Las orejas son redonditas y negras; el hocico es grande, de color negro, y le sirve para nadar con la cabeza fuera del agua; los ojos son medios chinos; las patas son de color negro, al igual que las uñas. Las de adelante son más cortas y tienen cuatro dedos; las de atrás tienen tres dedos.
Tiene la cola bien cortita y escondida en el pelo, que es amarronado y amarillento, largo y chuzo. A la distancia, se confunden con los cerdos cuando están sentados vigilando, por su postura y por el color del pelo. No se sabe con seguridad su color de pelo, debido a sus frecuentes baños en el agua con barro y su andar en los yuyos.


¡Grandes amenazadores!

Sus enemigos son los cazadores y los perros; éstos los muerden y los hombres los matan para venderlos por el cuero, que se utiliza para hacer indumentaria, y también por su carne, que sirve de alimento. Cuando escuchan a los cazadores, los carpinchos emiten un ruido parecido al de un “perro mudo”, que hace temblar los dientes.

Texto realizado por los alumnos de la Escuela Nº 5 “Martín Miguel de Güemes” (Villa Paranacito, Entre Ríos)

You need to upgrade your Flash Player to version 10 or newer.