SECRETOS DEL REINO ANIMAL Publicado en la interCole Nº 43 de Octubre 2009

Casuario: ¡Un corredor afilado!

Casuario: ¡Un corredor afilado!?

El casuario es un ave que habita en las selvas de Australia y Nueva Guinea. Allí obtiene una gran variedad de alimentos para mantenerse fuerte. Eso sí, a la hora de elegir un menú, las frutas están en primer lugar.Tanto le gusta, que a las que se caen de los árboles, ¡se las traga enteritas!

Los insectos, invertebrados, pequeños vertebrados y algunoshongos también forman parte de su variada dieta.

 

Si lo encontrás, ¿pura casuaridad?

El casuario prefiere pasear solito y suele mostrarse en pocas oportunidades. Pero no puede jugar a las escondidas tan fácilmente: cabeza y su cuello, bañados de azul y rojo, no lo ayudan mucho. Además, mide 1,80 metros y pesa 58 kilos.

Su cabeza no tiene plumas pero está adornada con una cresta semirrígida que nace en la parte superior del pico. También luce una especie de barba, formada por una piel roja, que recibe el nombre de colgajo, y viste un traje negro brillante.

 

Con los pies en la tierra

A pesar de tener alas, el casuario no puede volar. De sus cortas y casi imperceptibles alitas nacen varios raquis. ¿Y eso qué es? El  raquis sería como la columna vertebral de la pluma.Si lo mirás de cerquita y con mucho cuidado, seguramente vas a notar que parece una varilla dura y afilada semejante a las púas de un puercoespín.

Aunque no puede volar, le encanta correr; por eso tiene muy desarrollados los músculos de las patas. Además, en cada extremidad posee tres dedos que finalizan con garras muy afiladas ¡de 10 centímetros de longitud! Si lo atacan o invaden su territorio, esas garras le sirven para defenderse, ya que avanza dando peligrosísimas patadas (ver recuadro).

 

Un ave seductora

Aunque tiene hábitos solitarios, al casuario le agrada formar familia. Para conquistar a la hembra, el macho la atrae bailando y cantando alrededor de ella.

Cuando llega el momento de poner los huevos, la hembra los deposita en el nido: un hoyo en la tierra cubierto de hierbas y hojas secas. Allí, el macho incuba entre 4 y 8 huevos durante 50 días. Además, será él quien críe a los pichones hasta aproximadamente el año de edad. Como ves, entre los dos se ayudan mucho para cuidar a los pequeños.

Pero no todo es de color rosa. Lamentablemente, el casuario se encuentra en grave peligro de extinción. Entre varias causas, la construcción de rutas invadió su territorio y a menudo es atropellado por vehículos. Por eso, aunque pueda defenderse muy bien y sea un gran corredor, necesita del respeto de los seres humanos para poder seguir jugando a las escondidas.

You need to upgrade your Flash Player to version 10 or newer.