SECRETOS DEL REINO ANIMAL Publicado en la interCole Nº 83 de Mayo 2014

Oso pardo: El dueño del bosque

Oso pardo: El dueño del bosque?

El oso pardo habita en los bosques y montañas de Norteamérica, Europa y Asia. Por suerte, muy lejos de nosotros, porque este animal salvaje puede pesar entre 200 y 600 kilos y llega a medir hasta 2,5 metros. Además, su gran peso no le impide correr rápido: si lo necesita, ¡puede alcanzar los 50 km por hora!

 

El goloso

Excepto por la hembra cuando tiene crías, le gusta andar en solitario en la búsqueda de su alimento, y lo hace en cuatro patas, aunque puede erguirse en dos para buscar comida entre los árboles o para espantar a los posibles predadores de sus crías con sus fuertes garras y sus filosos dientes. Su plato preferido es el salmón, al que atrapa con la boca o las garras mientras los peces pasan por el río. Pero si el agua es profunda, no tiene problemas en sumergir la cabeza dejando las patas en la superficie, como si estuviera haciendo la vertical en el agua. ¡Sí, el oso pardo también es un gran nadador! Sin embargo, este banquete no está siempre disponible para el oso, ya que el salmón remonta el río sólo cuando tiene que desovar. En este caso, se las ingenia de otra manera: al ser un animal omnívoro, come plantas, insectos, frutos secos o carne de otros animales.

 

La larga siesta

¿Y cuánto come? Esto depende de la época del año, pero durante el otoño, un macho puede llegar ¡hasta los 40 kg de comida por día! En esos meses, necesita acumular grasas en el cuerpo que le permitan resistir la hibernación. ¿De qué se trata esto? En época de frío, el oso pardo se recluye en su cueva y duerme tooodo el invierno. En estado de hibernación, el corazón le late a 10 pulsaciones por minuto, mucho más lento que lo normal (entre 40 y 50), y su temperatura corporal desciende a 4 ºC. Durante la hibernación, la hembra da a luz a entre uno y tres oseznos, y los alberga en una cueva confortable durante cuatro meses. Luego, las crías salen al aire libre (¡con mucha hambre!) y comienzan a recorrer los bosques junto a su madre, aprendiendo todos sus movimientos para la supervivencia.

 

Menos tala, más osos

Pasados los primeros dos años y medio, los cachorros se independizan. Las primeras semanas, los osos hermanos permanecen juntos, pero después cada uno emprende su propio camino. Al igual que los perros, el oso pardo suele “marcar” su territorio dejando sus olores impregnados en árboles y plantas, que luego reconoce como propio gracias a su gran olfato, que también les permite reconocer a otros osos a casi dos kilómetros de distancia. Como sucede con muchas otras especies de animales, los osos no están en peligro de extinción, pero esto no quiere decir que estén a salvo. Su población disminuyó muchísimo en el último tiempo debido a la pérdida de su hábitat derivada de la tala de bosques. Si no hay árboles, el agua que cae de las montañas genera una corriente muy fuerte que barre con la tierra y provoca el crecimiento de plantas. Estas plantas impiden que los salmones puedan reproducirse, y en consecuencia, hay mucha menos comida para los osos pardos. Esto, sumado a la siempre peligrosa caza furtiva, es una amenaza seria contra la población de osos pardos. ¡A cuidarlos!

You need to upgrade your Flash Player to version 10 or newer.

Mataburros

Desovar: Se dice así cuando las hembras de los peces

ponen huevos. Generalmente lo hacen en conjunto.

Omnívoro: Ser vivo que se alimenta de carne y de plantas.