CUENTOS CORTOS Y POESIAS

La pulga Pepita

Había una vez una pulga llamada Pepita. Pepita no era una pulga cualquiera, era la pulga más pequeña de todas. Estaba casada y tenía muchísimos parientes: 11 hijos, 19 tías, 12 tíos, 94 primos y 25 abuelos y abuelas. Un día Pepita fue a la casa de un humano y...

Los autos solidarios

Había una vez un auto de carrera que se llamaba Bob. A Bob le gustaba jugar carreras con sus amigos y, si uno chocaba, todos lo ayudaban. Después de las carreras, Bob invitaba a sus amigos a tomar el té. Tomaban tuercas con aceite hirviendo y, cuando todos terminaban, iban...

El mejor juguete

Había una vez, en la ciudad de Nueva York, un chico llamado John. Él siempre que volvía de la escuela jugaba con sus juguetes. Su favorito era el auto Xr5000: un auto que cualquier niño podía desear. Tenía sobre su techo una linterna para ver en la oscuridad; stickers con...

Mi perro es un perro feo

Mi perro es un perro feo, con su olor me mareo. Me rompe todo, y se ensucia con lodo. Mi perro es un perro fofo, ni conoce Toronto. No captura una pelota, y no entiende ni jota. Mi perro es un perro sucio, embarra a mi tío Lucio. Nunca se baña, por tomar champaña. Mi perro es un perro gordo, y es medio...

De todo un poco

En las vacaciones fui a ver bufones que hablaban en francés con un pez. Eran muy graciosos con los osos que eran piojosos y golosos. Después me fui a mi casa y jugué con la masa. Tomé la merienda con mi amiga Brenda. Jugamos a la mancha lo más panchas. La vinieron a buscar porque no quería jugar. Me quedé aburrida ¡y muy dolorida! Invité a Aída a la...

Coplas santafecinas

Por el río Paraná bailaba un sapo y, mientras cantaba, decía: “¡Ay amor, qué dolor!” Yo soy como el pimentón que le doy gusto al guiso. Señora, ¿cómo quedará su guiso si le pongo pimentón? En el árbol del jardín había un pajarito que con su canto decía la tristeza que tenía.

Un volcán apagado (dedicado a los habitantes de Chile)

Yo vivía en un pueblito llamado Macachín*. Tenía un volcán apagado desde hacía ocho milenios. Era un pacífico pueblo. Un día estaban todos comiendo, porque era mediodía, y de repente vi cómo el volcán de mi pueblo comenzaba a entrar en erupción. Al escuchar la erupción sonó una alarma “fea” porque...

El tiburón azul

Había una vez un niño llamado Lalo. Él era un niño bueno que amaba mucho a los animales. Su padre era pescador y salía en su lancha todos los días a trabajar. Un día, en las redes de su padre, cayó un pequeño tiburón azul y el niño lo arrojó...

La pequeña rata y sus amigos

Érase una vez, en un pequeño hoyo de una pared, una ratita llamada Queeny. Ella era muy pequeña, casi como una ratita bebé. Ella era así porque una malvada bruja la encogió. Un día, Queeny fue al bosque. Allí se encontró con sus amigos: Sahara, León, Bebé Oso y su mejor...

Suspiro salteño

En la falda de aquel cerro suspiraba una mariposa, y en el suspiro decía: “¡Qué lindo es vivir en Santa Rosa!” Voy a hacer mi despedida como hacen los marineros, con el sombrero en la mano diciendo “adiós compañeros”.